jueves, 18 de marzo de 2010

Actual y de momento único acceso al Txiki-Park


Este es el estado en que ayer miércoles 17 de marzo se encontraban las obras del Txiki-Park nuevo que se está construyendo en el Puerto Viejo, y lo llamo así no porqué vaya a estar destinado a niños, sino por sus ridículas dimensiones y su situación encajonado entre trece nuevo chalets 'adosaus'. Este parque no cumple la ley, y parece que es precisamente para que no tenga uso público, para que sea de uso exclusivo para los de los 'adosaus', y para mi que es un poco para satisfacer a los vecinos y que no protestemos por la barbarie de los chalecitos a mi entender ilegales que acabaron con una vivienda protegida del Puerto Viejo gracias a los permisos otorgados por nuestro ayuntamiento con la ayuda de patrimonio en la Diputación, pero les ha salido mal, porque a los vecinos, si nos quieren tener contentos, nos tienen que hacer las cosas bien, y esto es una chapuza.

Como veis en la imagen hay espacio de sobra para hacer una rampa para poder acceder desde la calle Calleja, pero la rampa no existe. El otro acceso es desde la calle Ribera 9, pero por cómo veo que van las obras, ahí tampoco van a poner acceso, al menos no para carritos de bebe o personas con minusvalía, y sitio tienen todo el que quieran, el terreno es enorme, pero supongo que al promotor de los 'adosaus' no le interesa quitar unos metros de jardín para así cumplir las leyes de accesibilidad, y al ayuntamiento tampoco, lo peor es que lo permite. 

Estos chalets han sido juego sucio desde el principio, pero es muy difícil luchar contra los que ostentan el poder, ya que hacen y deshacen a su gusto. Espero que el día en que el alcalde venga a este parque a inaugurarlo y a sacarse la foto para su blog y para su revista, no haya sufrido un accidente antes y tenga que ir en silla de ruedas, porque esta claro que se quedaría a las puertas con cara de tonto y solo entonces se daría cuenta de por lo que tienen que pasar otras personas solo porque ellos no cumplen con las leyes que facilitan la accesibilidad y no discriminación para el acceso y la utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones.

Yo ya he protestado por este asunto en el blog del alcalde (http://www.ilanda.info/) y en la web del ayuntamiento (http://www.getxo.net/cas/ayu/tramites/iradokizun.htm). Ahora te toca a ti.

3 comentarios:

susana dijo...

Pero bueno, la ley de accesibilidad no es obligatoria?...vaya ley.
Ya están empezando a salir las chapuzas de la diputación de Alava y como todo viene de una mano electoral, con un poco de suerte saldrá más porquería de otras instituciones, aunque solo se haga por ganar para hacer lo mismo, algún dia igual álguien paga por sus desmanes.
A tu txiki-park le faltan las 100 jardineras que ya me gustaría saber de dónde salen (inundan todo Bizkaia, todas iguales) y dos arbolitos de maqueta.
Nos quejaremos.....

Getxo dijo...

Accesibilidad, conciliación,.. son palabras que les salen a algunos políticos por la boca después de leerse el manual "Cómo engañar al pueblo con bonitas palabras" lo malo es que no saben o no les interesa lo que quieren decir.

Es una pena ya que trabajar por el bien de un municipio como el nuestro tiene que ser una de las cosas más bonitas que hacer, lo malo es que alcaldes que de verdad busquen el beneficio de sus vecinos y no el suyo propio ya casi no existen.
El anterior Zarraoa hizo mucho daño a Getxo, y este sigue, por desgracia, su camino, seguro que es un buen tipo, pero La Organización en la que está metido lo estropea todo.

Recuerdo a Humberto Cirarda, una buena persona, que consiguió el respeto de ciudadanos de distinta ideología, los siguientes solo han creado división y actúan como los prepotentes dueños del chiringuito, lo dicho, una pena.

susana dijo...

Si, estoy contigo, Humberto no buscaba pelotazos, podía y sabía vivir bien sin parafernalias y le importaban Getxo y las personas, no era una figura de un partido, era un alcalde. En un ayuntamiento el partido tiene que ser lo de menos, creo que hay que votar a la persona, teniendo datos, claro.