viernes, 1 de octubre de 2010

Sardinada... ¿para quién?


Ayer jueves 30 de septiembre tuvimos sardinada ¿popular? en el Puerto Viejo de Algorta, y la verdad es que los pocos que allí estuvimos lo pasamos genial, una temperatura muy agradable, la gente justa para el tamaño de la plaza, sin agobios y con muy buen ambiente.


A eso de las nueve y media, tal y como estaba anunciado comenzó la sardinada ¿popular?, vecinos del Puerto se encargaron de elaborar 30 kilos de sardinas que los allí presentes pudimos degustar, pero... ¿donde estaban los de Cinegourland? Ni idea, había quien comentaba que estaban probando los pintxos que se presentaban al 'II Concurso de Pintxos de Cine'... ni idea, pero al cabo de un rato, por orden de la organización se dejaron de hacer sardinas.





En las fotos de arriba vemos a vecinos del Puerto, unos probando las sardinas y otros elaborándolas. Estaban de cine! ¿gourland?

Al parecer faltaban por llegar los inpuntuales, perdón, los de la organización y su séquito, y en cuanto un tipo que había por allí dio la señal de a sus puestos, de pronto la parrilla se llenó nuevamente de sardinas que los famosos y cía pudieron degustar, ya que en ese momento a los vecinos y visitantes se nos negó la posibilidad de hacer cola para degustar sardinas. Lo curioso fue que cuando todos estos habían tomado ya sardinas, se sacó otra gran ronda nuevamente para ellos, negando la organización a los vecinos la posibilidad de una segunda ración.


Así que políticos y famosos se pusieron finos a cuenta del Ayuntamiento de Getxo, es decir, a cuenta de cada uno de los vecinos de este municipio.

Antes de seguir quiero dar las gracias a los vecinos que se encargaron de todo y que no tienen la culpa de nada, esto fue cosa del que estaba allí del ayuntamiento (uno que antes dicen que salía por la tele) y de nadie más. Por lo tanto lo de 'sardinada popular' lo vamos a dejar en 'sardinada político particular'.

En la foto de arriba podéis ver a algunos de los famosos que por allí estuvieron, supongo que como miembros del jurado: Neus Asensi, Juan Bas, Caco Senante, Achero Mañas, etc.

Y ya que estamos comentar que esta mañana he estado mirando la web de este evento y he flipado un buen rato, os comento: el jueves y el viernes a las 11:30 am hay película infantil, ¿qué niño puede ir al cine a esa horas? El viernes parece que a los del Cinegourland no les gusta demasiado el cine y en lugar de ir a la proyección se montan una excursión desde el Puerto Deportivo hasta el Guggenheim en el Txinbito, la excursión es a las doce del mediodía, es decir, cuando todos estamos disponibles para ir, pero no solo eso, sino que es solo posible asistir con invitación, acabo de llamar por teléfono para pedir una, me han dicho que desde la organización no saben nada, pero que lo van a consultar y me mandarán un mail, ya os contaré en comentarios. Siguiendo con las curiosidades de este festival, a las 8:30 pm del viernes hay otra proyección de un film, pero... ¿quién va a ir si a la misma hora han organizado una fiesta con entrega de premios en el Palacio San José de Getxo? y además, también aquí hace falta invitación!!!
Bueno, pues creo que esta claro que algo falla aquí, o que realmente se ha decretado que el que pueda vaya al cine y que a las fiestas los vips del ayuntamiento y sus invitados. Esto huele a sardina, pero a sardina podrida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que me alucina es la “utilización” del puerto viejo por parte del ayuntamiento para cualquier evento que les venga bien: sacan la acordeón, asan una sardinas y montan SU propio txiringito, foto incluida.

El resto del año pasan en moto de carreras del puerto. Bueno no... me olvidaba. El puerto viejo es un rincón ideal para montar unas barandillas imposibles y espantosas, dejar que las escaleras y callejuelas estén infectadas de cacas de perro y las casas se caigan poco a poco porque no son capaces de dar alguna ayuda para arreglarlas.

Anónimo dijo...

LANDIN Y SUS PERRITOS FALDEROS ¿Y POR QUE SE COLABORA ?SERA EL PERSONAL BIPOLAR...

Getxo dijo...

Supongo que vamos para poder contar lo que pasa, luego te llevas la sorpresa y lo cuentas... es la única forma de que el municipio se entere.